What is the difference between videodance and dancefilm?

[Este artículo también está disponible en español]

Some days ago, my boyfriend observed that I referred to some screendances in different ways, I called some of them “videodances” and for others I used “dancefilms” and he could not understand why. So he asked me if there existed any difference between those two words.

I liked that question and some reflections came to me again, reflections I still think about today.

I do not consider myself an expert but I think there are two basic differences that we can find also between cinema and videoart: the physical support of the cinema is the film and it focuses on the drama, while the physical support of videoart is the magnetic band and it focuses on the concept and the space generated by the video itself, more experimental and useful to register performances. Adding dance, a hybrid is created where the important point is the choreographed movement and where the dance is the main way of expression, rather than dialogue or music.

With the technological advances and the arrival of the digital era, the difference between physical supports may have disappeared and, in dance terms, I guess that the words videodance, dancefilm, choreodance, choreofilm, screendance, etc, are mixing. I have to admit that sometimes I say it wrong too.

Doing a quick and easy mental schema, from my point of view, the main genre would be the screendance and inside that one we would find the subgenres videodance and dancefilm, each one focusing in different ways to see the dance inside the audiovisual space and maybe with different purposes.

During my traineeship in LA IGNORANCIA (of Ana Cembrero Coca) in Brussels, I learnt a lot about the screendance, not only how to film it but how to understand it and think of it. I could understand partially Ana’s vision, given that she does this difference among her own projects (you can observe it on her website). I do not know if we coincide exactly in the way to approach the screendance, but I agree with her classification of her pieces and with her vision about dancefilm, which she has been creating for long time.

(…) For the length, for the kind of language that is used, which is not the cinematographic language, for the concept… Let’s say that videodance has no dramaturgy, the point is the performatic action itself and to film it, rather than creating a piece that works on its own, as a film.

Ana Cembrero Coca
Translation of the interview on the “A Cuerpo de Baile” blog by Sabela

BLUSHAfter finishing the university, I understood this difference watching BLUSH by Win Vandekeybus, a production of almost an hour where dance and dramaturgy are equally important. It became a good reference for me. Some other examples joined Wim in my list like Anne Teresa de Keersmaeker or Mara Deren. And of course, without forgetting Ana Cembrero Coca, who I deeply admire, as you could confirm with this article.

My list is always growing with new references, be it dancefilms or films of other kind of genres that could contribute to define my style of creation.

I think that thanks to having understood a bit this difference between video and cinema, my little productions can improve each time towards being more cinematographic. I hope in the future I can direct a big production which results in a good hybrid between dance and cinema.


 

¿Qué diferencia hay entre vídeodanza y cine de danza?

Hace unos días, mi novio se fijó que no nombraba igual a algunos vídeos de danza o que decía “buf, esto es muy vídeo” o “¡esto es una película de danza!”, sin él entender en qué se diferenciaban. Así que me preguntó si había alguna diferencia entre la vídeodanza y el cine de danza.

Me gustó que me lo preguntara y me hizo volver a reflexiones que hacía tiempo me había planteado y a las que hoy en día le sigo dando vueltas.

No me considero una experta, pero pienso que hay dos diferencias básicas que se dan, que también podemos encontrarlas entre el cine y el videoarte: el cine es en soporte película y se centra más en la dramaturgia mientras que el videoarte es en soporte de banda magnética y se centra en el concepto y el espacio que el medio genera por sí mismo, más experimental y para registrar un evento. Añadiendo la danza, se genera un híbrido entre ambos estilos donde el foco importante es el movimiento coreografiado y en el que la danza es la vía de expresión primaria, antes que el diálogo o a la música.

Con los avances tecnológicos y la llegada de la era digital, la diferencia del soporte ha ido desapareciendo y, en términos de danza, supongo que eso ha hecho que se haya ido mezclando más y más las palabras vídeodanza, cinedanza, coreodanza, danza para la pantalla (screendance), etc. Debo admitir que a veces incluso yo las utilizo de manera mixta.

Haciendo un esquema mental rápido y fácil, desde mi punto de vista, el género principal sería la “danza para la pantalla” o en inglés, screendance (ellos tienen una sola palabra para designarlo). Y dentro de éste, tendríamos los subgéneros de vídeodanza y del cine de danza, cada uno centrándose en diferentes maneras de ver la danza dentro del espacio audiovisual y quizás para fines distintos.

Durante mis prácticas en la plataforma LA IGNORANCIA (de Ana Cembrero Coca) en Bruselas, aprendí mucho sobre la danza para la pantalla, no sólo en cómo grabarla sino en cómo entenderla y pensarla. Pude comprender parcialmente la visión que Ana tenía al respecto, puesto que ella hace esa diferencia entre sus propios proyectos (lo podéis ver en su sitio web). No sé si coincidimos exactamente en la manera de pensar respecto a la danza para la pantalla, pero estoy de acuerdo con la clasificación de su obras y con su visión del cine danza el cual lleva creando durante mucho tiempo.

(…) Por la duración, por el tipo de lenguaje que se usa, que no es el cinematográfico, por el concepto… Digamos que en la vídeodanza falta dramaturgia, lo importante es el acto performático en sí y el filmarlo, más que el crear una obra que funcione por sí misma, como una película.

Ana Cembrero Coca
Entrevista en el blog “A Cuerpo de Baile” por Sabela

BLUSH

Después de haber acabado la universidad, vi muy clara esta diferencia tras ver la producción BLUSH de Wim Vandekeybus, una producción de casi una hora donde la danza y la dramaturgia son ambas igual de importantes. Se volvió una buena referencia para mí. Junto a este ejemplo principal luego se unieron a mi lista otros artistas muy conocidos como Anne Teresa de Keersmaeker o Maya Deren entre otros. Y no olvidemos a Ana Cembrero Coca, a quien admiro profundamente como habéis podido constatar.

Mi lista siempre se va ampliando con nuevas referencias, ya sean películas de danza como películas de otros géneros que me puedan aportar algo para ir definiendo mi manera de crear.

Pienso que gracias al haber comprendido un poco esta diferenciación entre vídeo y cine, mis pequeñas producciones pueden mejorar cada vez más hacia lo cinematográfico. Espero en un futuro poder llegar a hacer una gran producción donde cree realmente un buen híbrido entre la danza y el cine.

Advertisements

Dime

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s